Web hosting pago vs. web hosting gratis | pros y contras

junio 2, 2020 Diseño Web

Si estás creando o ya creaste un sitio web (no importa si es blog, tienda o periódico) seguro que conoces el término “hosting web”, aunque quizás te haya mareado un poco la cantidad de oferta. Es una realidad, existen muchos proveedores de este servicio, hay distintos tipos de hosting, pueden ser pagos o gratuitos, compartidos o dedicados… la variedad es amplia.

Antes de seguir avanzando, vamos a ver qué es un web hosting (por si aún no lo tienes tan claro como te gustaría). Un hosting es un servicio de almacenamiento web donde se aloja un website (o varios, dependiendo del hosting) y los datos que de él se desprenden.

Este servicio de alojamiento web funciona mediante servidores que poseen mucha capacidad de almacenamiento. Estos servidores tienen como único objetivo servir como fuentes de alojamiento para que, cuando un usuario desee entrar al sitio web que almacenan, pueda acceder a la página solicitada a través de internet.

Como mencionamos antes, existen muchos proveedores de hosting, pero es muy importante que busques a un proveedor que tenga buenas calificaciones. Dado que el hosting es que permite que tu sitio esté visible, si contratas un servicio que no es tan bueno puedes llegar a tener problemas con tu website.

Para poder seleccionar bien el hosting correcto, antes que nada, necesitas saber que existen web hosting pagos y web hosting gratis.

Web hosting pago

Existen varios proveedores de este servicio, también existe una gran variedad de precios y características. En el hosting pago, puedes customizar el servicio según tus necesidades.

Pros

* Te aseguras de que el sitio esté disponible (o puedes reclamar si no lo está). Existe un dato que es muy importante que veas a la hora de contratar un servicio: el uptime. Este determina el porcentaje de tiempo que un servidor se mantiene activo. Este debe ser superior a 99% para asegurarte que tu website esté visible.

* Tienen una mejor velocidad de carga. Actualmente, la velocidad de tu sitio es un factor muy relevante para el posicionamiento SEO y para la experiencia del usuario (UX). Si cuentas con un buen servicio de hosting web, tendrás una velocidad de carga más acorde a lo estimado (menos de 3 segundos).

* Tienes control sobre la publicidad que se muestra en tu sitio.

* Puedes acceder a un soporte técnico. Esto es fundamental si estás empezando en este rubro o si no tienes grandes conocimientos sobre el tema. Poder dirigirte a un soporte técnico que te guíe o se encargue del problema es muy importante (si tu proveedor tiene soporte en español, será aún mejor).

* Todo lo que subas al alojamiento web te pertenece y, si en algún momento quieres mudar el hosting, puedes llevarte todo.

* Puedes acceder a las copias de seguridad que el servicio hará cada ciertos periodos de tiempo determinados. Si llegás a tener algún inconveniente, puedes hacer rollback con estas copias.


Contras

* Hay muchos que ofrecen un servicio pago, pero la calidad es de uno gratuito. Al haber tanta oferta en el mercado, se torna complicado encontrar un proveedor de buena calidad. Busca opiniones antes de contratar cualquier servicio.

* Se paga mensualmente o anualmente, dependiendo del pack contratado. Esto involucra que tengas que realizar una inversión en el servicio.

Web hosting gratis

Cuando no posees capacidad para invertir o estás realizando pruebas, el hosting gratis es la solución. Aunque, ha decir verdad, no tiene muchas ventajas, si existen situaciones donde puedes preferirlo.

Pros

* La obvia y primordial, es un servicio que no debes pagar. Esto es una gran ventaja si recién estás empezando y quieres subir tu sitio a internet.

* Puedes acceder a través de simples cuentas. Lo bueno es que puedes crear tantas cuentas como servicios de hosting necesites.

Contras

* Olvídate del soporte técnico. Si existe, es poco probable que te atiendan y resuelvan tu problema. Tendrás que hacerlo por otro lado.

* ¿Recuerdas la velocidad de carga? Pues, en un web hosting gratis es muy lenta. Estoy influirá directamente en el rebote que tengas en el sitio. Tardará mucho en cargar y los usuarios que intenten navegarlo se irán sin esperar.

* Pondrán la publicidad que quieran en el sitio y no tendrás ningún control sobre ella.

* El uptime de un hosting gratis no será similar al de uno pago. Tu sitio puede estar sin ser visible durante grandes periodos de tiempo.

* Si algo sucede con el servidor, quizás puedas perder todo el contenido de tu sitio. No existen garantías que digan que realizan copias de seguridad y que, en caso de que algo suceda, puedas acceder a ellas.

La realidad es que, si tienes la posibilidad, es mejor que elijas un servicio de web hosting pago. Este tiene muchas mayores ventajas que los gratuitos y, según el proveedor que selecciones, podrás encontrar una buena relación precio-calidad. Recuerda que el servicio de hosting es el que hará que tu sitio esté en línea, debes asegurarte de que sea bueno y que se adapte a tus necesidades (esto incluye el dinero que dispones). Si buscas bien, encontrarás un gran servicio al que puedes acceder.